El interior de la provincia de Málaga es conocido desde el punto de vista gastronómico por mantener sus señas de identidad. El aceite de oliva o el vino son algunos de los productos que más se reivindican en los últimos tiempos, aunque dejan hueco a los productos derivados del cerdo, que desde hace siglos han formado parte de las despensas de los pueblos malagueños. Desde hace más de una década, la villa de Ardales, situada en el Valle de Guadalteba, ha querido sin complejos homenajear la elaboración tradicional de embutidos y carnes porcinas con una jornada conocida como la Fiesta de la Matanza. En este día se puede conocer cómo se elaboraban antiguamente las chacinas y otros de- rivados cárnicos. Para ello, mujeres del pueblo recrean con utensilios de otras épocas los métodos tradicionales para elaborar embutidos. Esta esta lleva a la práctica el conocido dicho que “del cerdo se aprovecha todo”, resumiendo la losofía que estaba detrás de las tradicionales matanzas caseras.

Una forma práctica y suculenta de acercarse a los sabores porcinos es la degustación de miles de botones (panecillos) con salchichón, chorizo o morcilla. Esto es sólo el aperitivo, ya que en la plaza se preparará carne en salsa al más puro estilo ardaleño. Los vecinos de allí aseguran que este estofado de cerdo tiene en su elaboración un secreto que muy pocos conocen. Aunque ese toque secreto no se conozca, se saben al menos los ingredientes básicos con los que se elabora un gran perol: carne magra de cerdo, pimiento, tomate, cebolla y ajo. Como ha ocurrido en las últimas ediciones, las degustaciones de este suculento plato ardaleño tienen lugar en torno a las dos de la tarde.

Pero además, los visitantes pueden adquirir numerosos productos típicos del pueblo y de la comarca, gracias a la muestra artesanal y gastronómica que se monta en la propia plaza de la villa con la colaboración de una veintena de puestos, donde se puede ver la gran diversidad de embutidos que salen del cerdo, como el morcón, el lomo o el famoso salchichón blanco de Ardales. También están presentes otros productos famosos del pue- blo, como sus dulces, puesto que su repostería es conocida por su calidad y por su variedad, aunque destaca muy especialmente la galleta de almendra, un producto que todavía hoy se realiza de una forma tradicional en establecimientos del pueblo. En estos puestos tampoco faltan otros elementos propios de la cocina ardaleña y de su comarca, como el aceite de oliva virgen extra y el queso de cabra.

Esta es una fiesta de Singularidad Turística, no olvides ir acompañado de tu pasaporte de Turista SIngular.

Ardales image image image image image

Fecha de celebración
febrero

Antes de que te vayas...

Antes de que te vayas...

¿Te has suscrito al blog? Hazlo ahora y así podré enviarte info, recursos y contenidos exclusivos sólo para suscriptores.

Nada de basura o spam, ¡palabra!

Ya somos casi 7.000 lectores, ¡sólo nos faltas tú! :)

Por favor, revise su correo-e y confirme que realmente desea estar suscrito. Si además entra en "administrar sus preferencias" participará en concursos que organizaremos con nuestros socios. En cualquier momento podrá darse de baja. Gracias

Pin It on Pinterest

Shares
Share This